top of page

Ahora parezco una gallina ! Nutracéuticos en Medicina Funcional

Dra Ángela María Ospina Obando, MD. Esp . IFMCP


Muchos de los pacientes que inician un camino en la medicina funcional suelen llegar con esta afirmación al consultorio. Bien sea porque se han automedicado o consumen “suplementos” bajo la recomendación del TikTok más popular del momento.


Pero, ¿ realmente se necesita tomar tantas cosas a la vez?

Cuántos debo tomar?
Suplementos en Medicina Funcional

La respuesta debe ser más profunda que un sencillo si o no. Y es que hay dos puntos fundamentales que debemos resaltar a la hora de utilizar nutraceuticos para el cuidado de la salud, el primero es la indicación puntual y el segundo es la dosis según el objetivo.


Hablemos de la primera: la indicación puntual. En las redes sociales y pasillos de la vida solemos escuchar comentarios como: “ el magnesio es bueno para el sueño” y si eres alguien con alteraciones del sueño no dudarás en acudir a la farmacia más cercana a buscar una cápsula mágica que arregle tu situación. Sin embargo, como en cualquier caso en que se presenta un síntoma (como puede ser la alteración del sueño), este no dependerá de la deficiencia de un sólo factor nutricional ni tampoco sólo se solucionará con un “suplemento”. Por esto es fundamental buscar la causa raíz, cuál es el mecanismo fisiológico que está fallando y verificar si es la disfunción que requiere magnesio u otro nutraceutico. Así también podríamos poner otro ejemplo: “necesito antioxidantes” pero la lista pasa por resveratrol, melatonina, vitamina C, vitamina E, etc… la lista puede ser interminable. ¿Cuál escoges? Pues bien tu médico funcional puede establecer en la constelación de tus necesidades individuales cuál es el indicado, de esta manera aseguramos el mayor beneficio con el menor impacto económico.


Pasemos a hablar de las dosis. ¿1,2,3 cápsulas ? ¿De qué depende? Lo primero que hay que entender es cómo funciona la norma para la industria farmacéutica. Desde los 70’s se estableció que los suplementos nutricionales caen en la categoría de Alimentos, por ende pueden ser de venta libre (es decir que puedes conseguirlos sin una receta médica) y máximo pueden contener un porcentaje de la dosis alimentaria diaria por porción. Aclaremos esto, si mi cuerpo requiere 1 naranja al día para sobrevivir como básico nutricional, el suplemento de naranja que consigo en el mercado será equiparable a 1 naranja al día por dosis.


Médico haciendo el análisis de componentes e interacciones de los nutracéuticos
Medicina Funcional Indicación de las dosis de Nutracéuticos

Ahora bien los nutraceuticos pueden ser utilizados en medicina funcional de tres maneras diferentes, de las cuales dependerá su dosis:





  • Como COMPLEMENTO ALIMENTARIO, en este escenario se asume que el paciente lleva una dieta y estilo de vida suficientes para satisfacer todas sus necesidades fundamentales y el nutraceutico sólo es un apoyo complementario a la misma. Estas suelen usar las dosis indicadas en el empaque.

  • Como SUPLEMENTO, para este caso hay una necesidad nutricional específica que no llega a metas con la dieta del paciente y debe ser alcanzada con el nutraceutico. Un ejemplo de esto puede ser la vitamina B12 en los vegetarianos o el ácido fólico en el embarazo. En este caso la dosis se ajusta a los niveles objetivo en sangre que se quieren lograr del nutriente.

  • Finalmente, como MEDICAMENTO, este es el uso que damos generalmente en pacientes con diagnósticos y disfunciones específicas, donde con el fin de restablecer la capacidad metabólica celular, ponemos a disposición del tejido grandes cantidades del sustrato que pueda revertir el daño que causa los síntomas o el diagnóstico. En este caso las dosis suelen incrementarse por un tiempo limitado con el fin de mejorar las condiciones de rehabilitación del tejido que esté fallando. Acá podemos ver dosis que pueden ser administradas de forma oral simplemente aumentando el número de cápsulas ( un ejemplo de esto es la impregnación con clorhidrato de betaina - extracto de remolacha- que se usa para episodios fuertes de gastritis) o utilizando vías directas como la infusión endovenosa (el caso de las mega dosis de vitamina C) lo que permite evadir algunos inconvenientes con la absorción intestinal del nutraceutico.


Así pues es cierto que en algunos casos muy puntuales necesitamos que nuestros pacientes parezcan astronautas de la vieja guardia tomando una cantidad considerable de cápsulas al día. Pero también es real que si tus condiciones de salud lo permiten un buen diagnóstico de tu médico Funcional puede ahorrarte dinero y la molestia de tener tu plato como en de la gallina.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Medicina Integrativa: Una Visión Amplia para el Bienestar

En la era de la superespecialización médica, cada paciente puede sentirse como un mundo aparte, necesitando la atención de expertos en cada pequeño detalle de su salud. Sin embargo, cada individuo es

Comments


bottom of page